lunes, 4 de agosto de 2014

Fuegos Fatuos - Fabián Porras

"Soy un cuentacuentos y nosotros sentimos las historias que contamos, no hablamos de ellas, las sentimos"
Ficha Técnica
Título: Fuegos fatuos
Autor: Fabián Porras S.
Publicación: 2013
Páginas:477

Sinopsis
En Altaria, donde la luz del sol y el fuego son tan solo una leyenda, los cuentos de un joven encierran los secretos más preciados. Cuentos de Volteritas y pelirrojos, de demonios, princesas, titiriteros y fuegos fatuos. Todos, cuentos salidos  de la boca de un joven que, pese a tantas carencias, no ha perdido lo único que podría salvar a Altaria de la Oscuridad, y así contestar las preguntas que por tanto tiempo han vagado sin respuesta.

ÉL ES BALSIR, EL ÚLTIMO CUENTACUENTOS.






¿Imaginas un mundo en donde la luz natural sea sólo un mito? ¿Acaso es posible que el fuego sea tan sólo una leyenda? Pues así es Altaria, lugar en donde se desarrollan las historias que conforman Fuegos Fatuos.

Se nos presentan dos historias principales y paralelas, que de la mano de leyendas secundarias logran encontrarse y dejarte con la boca abierta.
En una de las historias caminamos de la mano de Gupa, Intri, Ámbar y Balsir; los tres primeros se dan cuenta de que las historias que escucharon cuando eran niños, o de la boca de Balsir, son reales y aún más, ellos son parte viviente de todas esas leyendas.
Por otro lado nos encontramos con Laria, una princesa que, por encomienda de su padre, sale en busca de su hermano perdido, misión que pondrá a prueba su temple y llevará sus emociones al límite.

Son historias llenas de misterio y acción. Historias para prestar atención: el mínimo detalle cambia, de alguna manera u otra,  el curso de la historia en general. 
"Si hay un camino sin obstáculos quizás sea porque no lleva a ninguna parte"
Los personajes de Fuegos Fatuos son ricos. Cada uno tiene una personalidad bien delineada y un pasado que los persigue constantemente.
Debo resaltar (en amarillo fluorescente) el personaje de Balsir. Es enigma y cautela. Revela muchas cosas a sus acompañantes, se guarda otro par para el camino y una que otra para sí mismo.
Las historias que cuenta te envuelven en esa sensación que tienes cuando, luego de mucho tiempo, vuelves a ese lugar que amas; es volver a los cuentos, volver a ser niño y sorprenderte. Y,  pese a sus particularidades físicas logra salvar la fiesta para la mayoría de los personajes.

"Recuerda esto, niña: la función de un cuentacuentos es resguardarlo todo del abrazo inevitable de la muerte, dotar de vida a lo que, de otra manera, moriría." 

La portada es bonita y diferente en sí, pero al empezar a leer te das cuenta que la portada es un DETALLE, cada cosa tiendo un por qué y un para qué.
La   manera característica que tiene el autor a la hora de describir hace que cada situación, cuento o sensación sea mas vívida; permite al lector adentrarse en la lectura, armar hipótesis, sospechar e ir descubriendo junto a los personajes la verdad. Los símiles juegan una parte fundamental en este libro.

"Se sintió culpable como se siente culpable el árbol de rasgar la tierra, o como se siente el viento al quebrar una flor. No era su culpa y no podía evitarlo, pero podía comprender el daño que hacía."
El final promete mucho, se resuelven muchas dudas y otras quedan pendientes para Panacea, segundo libro de la serie. 

Cálido extracto del libro:
El fuego es una espíritu que se apodera del cuerpo de los débiles y los convierte en agua.
            —Yo escuché que el fuego es una sustancia que usan los hechiceros para envenenar  rápidamente a quien deseen —compartió Horacio.
           — ¡Qué hablan! Eso suena a cuentos de niños —aclaró el tabernero— El fuego, en realidad es la esencia misma de los demonios. Es el nombre que utilizan para engañarnos y que creamos que no existen.

post signature 




P.D: Esta era yo mientras leía



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por tu visita!